En algunos pueblos del Valle de Camargo hemos tenido problemas de hundimientos del terreno (soplaos), con las consiguientes grietas en las casas, en diversos momentos de la historia. Dichos hundimientos han estado, cada vez, relacionados con la extracción de agua del subsuelo. En este blog contamos lo ocurrido, con el deseo de dejar constancia para el futuro y que nunca vuelva a repetirse. Muchas gracias por visitarnos.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

SÁENZ DE BURUAGA ADVIERTE DE QUE EL GOBIERNO ABRE "BARRA LIBRE" PARA LOS PSIR.

Sáenz de Buruaga denuncia otro cambio de la ley para permitir planes singulares en suelo rústico de especial protección.

La noticia ha salido publicada en "El Diario Montañés":

El PP advierte que el Gobierno abre «barra libre» para los PSIR.


La secretaria general del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, denunció hoy que el Gobierno regional pretende introducir a través de la Ley de Acompañamiento una nueva reforma de la Ley del Suelo que autorizará la aprobación de proyectos singulares de interés regional (PSIR) en suelo rústico de protección especial, lo cual, a su juicio, supone "eliminar la última traba y saltar el último escollo a la barra libre, al PSIR para todo".

Según señaló, la modificación que se propone a través de la Ley de Acompañamiento permitirá la aprobación de PSIR en suelos rústicos de protección especial en aquellos municipios cuyos planeamientos no hayan sido sometidos a evaluación ambiental, es decir, los que tienen planeamientos antiguos, no revisados.

Para ello, bastará con un informe 'ad hoc' que elaborará además el propio Gobierno y la decisión quedará así "al arbitrio" del Ejecutivo.

La modificación se planteaba ya de partida en el proyecto de ley remitido por el Gobierno a la Cámara, y se "relaja mucho más" a través de una enmienda de PSOE y PRC.

Según recordó, en la redacción original de la Ley del Suelo , del año 2001, el PSIR era una figura "absolutamente excepcional" limitada a instalaciones industriales y grandes equipamientos y sólo para suelos urbanizables o rústicos de protección ordinaria.

Ahora, meses después de la última reforma de la Ley del Suelo (la relativa a la construcción y rehabilitación de viviendas unifamiliares en suelo rústico), el Gobierno plantea, en palabras de la diputada, "una nueva vuelta de tuerca, quizás la última y definitiva".

"A mí no se me ocurre nada más para dar puerta abierta a la generalización del PSIR sin límite alguna", censuró Sáenz de Buruaga, quien lamentó además que esas sucesivas modificaciones no han servido para poner en servicio más suelo industrial o construir vivienda protegida.

En principio, podría pensarse que la noticia anterior no tiene nada que ver con el problema de los soplaos, pero no es así, ya que el Ayuntamiento, en la legislatura precedente a esta, para estudiar la posibilidad de su Responsabilidad Patrimonial en el asunto de los soplaos, encargó en un determinado momento un informe al abogado Pablo Sámano Bueno, con fecha de registro de entrada en el Ayuntamiento de 2 de mayo de 2007.
Este abogado expuso también en dicho informe que el Plan Urbanístico de Camargo incumple varias leyes, tanto estatales como autonómicas. Dice, textualmente:El PGOU debería haber excluido o, en este momento, excluir, del proceso urbanizador todas aquellas zonas en las que es posible la extracción de agua subterránea, tanto por la aplicación del texto refundido de la Ley del Suelo de 1976 como por aplicación del texto refundido de la Ley del Suelo de 1992.

Se deben excluir, igualmente, de la acción urbanizadora todos aquellos terrenos sometidos a riesgos, lo mismo naturales que antrópicos, porque así lo prescriben la Ley de Régimen del Suelo y Valoraciones de 1988, la Ley de Cantabria de 2/2001, de Ordenación Territorial y régimen Urbanístico del Suelo, y el Decreto de Cantabria 57/2006, por el que se aprueban las Normas Urbanísticas Regionales. Los suelos sometidos a riesgos naturales o antrópicos deben ser clasificados como suelos rústicos de especial protección.

Con lo cual, si lo que dice la diputada Sáenz de Buruaga en el vídeo anterior es cierto, eso podría suponer que, aunque el suelo afectado por soplaos se declarara rústico de especial protección, no estaría exento del riesgo de que se construyera en él, bajo el amparo de la figura de un PSIR.

No perdemos de vista, por otro lado, la intención del Ayuntamiento de solicitar un PSIR industrial en la zona.

De modo que estamos realmente preocupados porque eso pudiera llegar a ocurrir, ya que se incrementaría el riesgo existente, lo mismo por el exceso de peso constructivo que por las vibraciones causadas por el paso de vehículos pesados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario